Resúmenes Cochrane

Evidencia fiable. Decisiones informadas. Mejor Salud.
Language:
Español

Factor de crecimiento endotelial antivascular para el edema macular secundario a la oclusión de la vena central de la retina

Tasanee Braithwaite, Afshan A Nanji, Paul B Greenberg
Publicado en línea: 
6 octubre 2010

Se cree que la oclusión de la vena central de la retina (OVCR) afecta entre una y cuatro personas por mil en algún momento, y se asocia con la edad avanzada, la hipertensión arterial, la diabetes, el glaucoma y diversos trastornos de la sangre. A menudo causa una pérdida súbita e indolora de la visión en un ojo, aunque a veces la pérdida de la visión puede ser mínima. Si la obstrucción de la vena provoca un suministro inadecuado de oxígeno al tejido sensible de la retina, la OVCR se considera del subtipo “sin perfusión” o “isquémica”. Más comúnmente, el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno son restablecidos después de la obstrucción de la vena y la OVCR se considera del subtipo “con perfusión” o “no isquémica”, la cual tiene un mejor resultado visual. Pueden presentarse diversas complicaciones en horas, días, semanas o meses. Las mismas incluyen el edema macular (EM), en el cual se acumula líquido en la retina y causa una reducción en la visión. Hasta hace poco no ha habido ningún tratamiento basado en las pruebas para este trastorno y se encontró que muchos tratamientos potenciales, incluido el láser, no son efectivos. Los estudios recientes indican que una inyección o implante de esteroides en el ojo puede ser beneficioso al menos a corto plazo para los pacientes con el subtipo con perfusión de la condición. Sin embargo, los esteroides se asocian con efectos secundarios significativos y actualmente no hay pruebas de que el beneficio se mantenga, o de que los pacientes con el subtipo sin perfusión de la OVCR se beneficien con este tratamiento. Los agentes del factor de crecimiento endotelial antivascular (anti-VEGF) se han usado con éxito para tratar a los pacientes con otros trastornos vasculares de la retina, incluidos varios trastornos asociados con el EM. Aunque el tratamiento anti-VEGF parece asociarse con una mejoría en la visión en una proporción de pacientes con OVCR-EM con perfusión, actualmente no existe ningún estudio bien diseñado con un período de seguimiento suficiente en la bibliografía para permitir establecer una conclusión acerca de la efectividad y seguridad a medio y largo plazo. Se aguardan con entusiasmo los resultados de varios ensayos con seguimientos mayores a un año, y el uso de los agentes anti-VEGF para la OVCR-EM sigue siendo experimental.