Resúmenes Cochrane

Evidencia fiable. Decisiones informadas. Mejor Salud.
Language:
Español

Angioplastia versus angioplastia y colocación de stent para las lesiones de la arteria femoral superficial

Christopher P Twine, James Coulston, Ahmed Shandall, Alexander D McLain
Publicado en línea: 
15 abril 2009
Angioplastia versus angioplastia y colocación de stent para las lesiones de la arteria femoral superficial

La claudicación intermitente es el dolor en la pierna que se produce al caminar y que es aliviada por el descanso. El dolor es un resultado de flujo sanguíneo insuficiente a los músculos de la pierna debido al estrechamiento de las arterias por aterosclerosis. Los pacientes que tienen un estrechamiento de la arteria principal en el muslo, la arteria femoral superficial, y claudicación intermitente que restringe gravemente su calidad de vida o provoca cambios tisulares peligrosos en la pierna pueden experimentar un procedimiento conocido como angioplastia para ensanchar este estrechamiento. Este procedimiento incluye pasar un globo por el segmento estrechado e inflar el globo para hacer que la arteria se abra. Además, se puede insertar un dispositivo cilíndrico de malla metálica llamado stent en el sitio donde se forzó la apertura de la arteria con el objetivo de mantener abierto el estrechamiento en el futuro. Si bien los stents funcionan bien en las arterias del corazón y otras arterias, no está claro si agregar stents después de la angioplastia a los estrechamientos de la arteria femoral superficial tiene beneficios para el paciente.

Los revisores identificaron ocho ensayos controlados aleatorios con un total de 968 participantes. Su edad promedio fue 67 años y todos los ensayos incluyeron hombres y mujeres. Los participantes fueron asignados al azar a recibir angioplastia de globo sola o angioplastia de globo con colocación de stent. Un año más tarde, la sangre que fluía a través del estrechamiento en las arterias no fue mayor en los pacientes que tenían insertado un stent en comparación con los que no lo tenían. Hubo una pequeña mejoría en la distancia que podían caminar los pacientes con stent hasta un año más tarde. Sin embargo, cuando se les preguntaba acerca de su calidad de vida, decían que no había mejorías, independientemente de si se había colocado un stent, hasta un año más tarde. Hubo diferencias en los ensayos incluidos; en algunos ensayos se incluyeron pacientes con estrechamientos en otras arterias de la pierna. También hubo diferencias en los fármacos adelgazadores de la sangre administrados después de la colocación de stent entre los ensayos, que pueden cambiar los resultados ya que estos agentes son importantes para mantener el funcionamiento de los stents en otras partes del cuerpo. Estos factores dieron lugar a la conclusión de que existe un pequeño beneficio de agregar un stent durante la realización de la angioplastia de globo en algunos pacientes con estrechamiento de la arteria femoral superficial. Sin embargo, este procedimiento no puede recomendarse como práctica habitual en todos los pacientes.