Resúmenes Cochrane

Evidencia fiable. Decisiones informadas. Mejor Salud.

Zinc para el resfriado común

Meenu Singh, Rashmi R Das
Publicado en línea: 
18 junio 2013

El resfriado común a menudo es causado por el rinovirus. El resfriado común es una de las enfermedades más diseminadas y es una causa principal de consulta al médico y ausentismo escolar y laboral. Las complicaciones del resfriado común incluyen otitis, sinusitis y exacerbaciones de las enfermedades respiratorias reactivas. No existe un tratamiento probado para el resfriado común. Sin embargo, incluso un tratamiento parcialmente efectivo para la prevención y el tratamiento del resfriado común podría reducir notablemente los problemas de salud y las pérdidas económicas asociadas con esta afección.

El zinc inhibe la replicación del virus y se ha probado en ensayos para el tratamiento del resfriado común. Esta revisión identificó 18 ensayos controlados aleatorios con 1781 participantes de todos los grupos etarios que compararon el zinc con placebo (ningún zinc). Se encontró que el zinc (tabletas o jarabe) reduce la duración promedio del resfriado común en personas sanas, cuando se administra en el plazo de las 24 horas posteriores a la aparición de los síntomas. En los pacientes que toman zinc, los síntomas del resfriado también tienen menos probabilidades de persistir más allá de los siete días de tratamiento. La administración profiláctica de suplementos de zinc durante al menos cinco meses reduce la incidencia, el ausentismo escolar y la prescripción de antibióticos en los niños con resfriado común, aunque esta afección no requiere antibióticos. No se han estudiado los pacientes en los que los síntomas del resfriado común podrían ser molestos (por ejemplo, pacientes con enfermedad crónica subyacente, inmunodeficiencia, asma, etc.), por lo que actualmente no se puede recomendar la administración de zinc a estos pacientes. Debido a la variabilidad en la dosis, las formulaciones y la duración del zinc utilizado en los estudios incluidos, se necesitan más estudios de investigación antes de poder recomendar de forma general la administración de zinc para el resfriado común. Sin embargo, debido a que las formulaciones de las tabletas de zinc se han estudiado ampliamente y a que hay una reducción significativa en la duración del resfriado a una dosis ≥ 75 mg/día, los que consideren utilizarlo lo deberían hacer a esta dosis durante todo el resfriado. Cuando se utilizan las tabletas de zinc (no como jarabe o comprimidos) los efectos beneficiosos probables se tienen que equilibrar con los efectos secundarios, en particular el mal sabor y las náuseas. Con respecto a la administración profiláctica de suplementos de zinc actualmente no se pueden hacer recomendaciones firmes debido a los escasos datos.